¿Que pasa cuando besas a una mujer en el cuello?

¿Alguna vez te has preguntado qué sucede cuando besas a una mujer en el cuello? Esta zona del cuerpo femenino es considerada una de las más sensibles y eróticas. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre este tema. ¡Sigue leyendo!

¿Que pasa cuando besas a una mujer en el cuello?

que pasa cuando besas a una mujer en el cuello

Los besos en el cuello son un gesto que transmite principalmente pasión y deseo. Tanto hombres como mujeres tienen esta zona del cuerpo como una de sus zonas erógenas, ya que la piel presenta una gran cantidad de terminaciones nerviosas.

Por esta razón, los besos en el cuello suelen ser altamente sensuales y/o sexuales. De hecho, durante los preliminares de una relación sexual, los besos en el cuello son considerados fundamentales.

Con cada beso, nuestro cerebro libera dopamina (responsable del placer), serotonina (favoreciendo la excitación), epinefrina (aumentando nuestra frecuencia cardíaca) y oxitocina (facilitando el sentimiento apego).

Por si esto fuera poco, los besos, sobre todo cuando se disfrutan con regularidad, nos ayudan a relajarnos. Esto sucede porque cada vez que nos besamos se reducen los niveles de cortisol, también conocido como la hormona del estrés.

Cita: https://imagenglobal.org/

¿Qué significan los besos en el cuello?

¿Qué significan los besos en el cuello?

Besar en el cuello es un gesto que denota pasión y deseo.

¿Qué siente una mujer cuando la besas?

¿Qué siente una mujer cuando la besas?

En cuanto a las funciones de los besos, García indica que además de provocar excitación sexual, también pueden generar otro tipo de reacciones psicoemocionales, como una mayor sensación de vínculo con la pareja, más energía, bienestar, tranquilidad y el deseo de fortalecer aún más la relación.

See also  ¿Cual es el objetivo de la pintura?

Besar a una mujer en el cuello puede generar una gran excitación sexual y ser una experiencia muy placentera. Sin embargo, cada persona es diferente y puede tener distintas reacciones. Lo importante es siempre respetar los límites y comunicarse con la pareja.